Crean un tambo en dónde las vacas se ordeñan solas

Es el primero en su tipo en la Argentina. Se hace a través de la robótica aplicada al ordeño.

En Rafaela, Santa Fe, comenzó a funcionar un tambo en el que las vacas son las que eligen «voluntariamente» el momento en que serán ordeñadas, atraídas con diferentes incentivos: alimento, agua, confort en determinadas horas.

Este tambo robótico opera bajo un esquema de pastoreo de alfalfa y corrales de alimentación. Una vez que las vacas arriban, deambulan por puertas inteligentes y, en función de ciertas decisiones técnicas, derivan al ordeño o a otras áreas, sea pastoreo o suministro de raciones. El robot mide la producción, entrega alimentos y hasta detecta problemas de mastitis, aunque lo principal es el ordeñe. A través de un brazo hidráulico, se ocupa de manera mecánica de lavar los pezones, colocar las pezoneras, retirarlas una vez terminado el proceso y desinfectar las ubres, todo gracias a una cámara y un láser que identifica las ubres, según consigna Infobae.

El primer tambo robotizado de la Argentina está a cargo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y es el único de Latinoamérica bajo la órbita de una institución pública científica.
La robótica aplicada al ordeño es una tecnología con más de 20 años de desarrollo, en la actualidad adoptada por unos treinta mil tambos comerciales en el mundo. Sin embargo, su aplicación en tambos pastoriles intensivos es reciente y de mayor complejidad que en sistemas estabulados, lo que obliga a desarrollar este tipo de estudios de adaptación y validación.

El proyecto no se circunscribe al robot sino que incorpora una serie de otras investigaciones asociadas sobre tecnologías agrícolas-forrajeras, gestión ambiental, bienestar animal, manejo sanitario, reproductivo y alimenticio, inocuidad y calidad de leche, mano de obra.

Además de la dimensión productiva, la incorporación de innovaciones a los procesos del agro resulta valiosa para atraer la participación de los jóvenes al sector.

Todos éstos fueron aspectos detallados en la presentación del sistema que hizo Miguel Taverna, coordinador del equipo técnico, quien resaltó que «esta tecnología no reemplaza a la gente, sino que modifica favorablemente las condiciones de trabajo».

El proyecto de investigación cuyo objetivo es evaluar la sustentabilidad económica, ambiental y social de un «Sistema de Ordeño Voluntario», de base pastoril, fue realizado junto con la empresa suiza DeLaval, especializada en insumos de este rubro industrial.

La unidad instalada tiene una producción de leche de 30 litros diarios en promedio, con un rango de 2,6 a 2,9 visitas diarias al robot por parte de las 40 vacas con que trabaja. La próxima etapa del proyecto supone el incremento del rodeo a 70 u 80 vacas para el otoño de 2016.

(InfoCampo)

Autor entrada: Resumen del Interior